Sobre el amor y el 14 de febrero

Aquella mañana las personas emanaban cierta felicidad y virtud “Ojalá todos los días fueran 14 de febrero” Me dije a mí mismo, si bien me resultaba una estupidez que la gente comprara chucherías para regalarse: globos inflables, bombones, dulces y otras porquerías que te engordan ¡no me importaba! porque la energía de la gente era positiva. Aquella noche mientras esperaba el tren vi a dos novios discutiendo, ella le preguntaba a él: ¿por qué me cortas hoy? Y lloraba y lloraba. “No es junto que la gente que ama demasiado siempre sufra, pero como el amor no se trata de justicia, los que amamos demasiado siempre amaremos así, aunque suframos” Pensé.  El tren llegó y pensé. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s